Tu guía nupcial
MAGAZINE NUPCIAL + GUÍA PRÁCTICA ESPECIALIZADA
Logotipo Novias Select
 
Buscar proveedores en
Cargando buscador de proveedores. Expandir el filtro de búsqueda
 
 
Buscar
proveedores
 
Tu boda, como nunca la habías visto (afortunadamente...)
Mientras hay boda hay esperanza

¿Despedirse de la soltería o de las amigas?

Purita Laverdad | 26-01-2019

Despedidas de Soltera - Purita Laverdad hace una reflexión sobre ellas que te hará llorar de la risa

Aunque a estas alturas casi parezca mentira, hubo un tiempo en el que la despedida de soltera era una cena con amigas. Después, poco a poco y casi de forma imperceptible, al igual que hemos terminado adoptando el Halloween como fiesta propia, o el Black Friday es ya una fecha en el calendario, las despedidas han ido in crescendo hasta convertirse en algo que, más que un adiós a la soltería, se parece a un adiós a la vida; de hecho, en ocasiones los desmadres han sido de tal calibre que, efectivamente, el festejo, en lugar de en el altar, terminó en el cementerio. Cada despedida compite a ver cuál es la más extravagante, las más original y, por supuesto, la más cara. (Lo de más hortera me lo callo porque, aunque se piensen, no está bien decir esas cosas.)

A la cena, que ya casi resulta lo de menos, se han incorporado viajes exóticos, disfraces, limou­sinas, tratamientos en spas, yates de lujo y todo tipo de extravagancias de lo más variado hasta el punto de que el simple hecho de celebrarla en el lugar de donde es la novia ya queda clasificado como “cutre”. Todo el mundo sabe que no se puede celebrar una despedida digna en el lugar de residencia, hay que irse a no menos de 300 kilómetros, pero yo todavía me estoy preguntando la razón: ¿se debe a que cuanto más lejos más glamouroso, o a que los disparates que se hacen en dichas fiestas son de tales que es preferible que nadie conocido pueda vernos?

Y no es que yo tenga nada en contra de los disfraces o los guiños a Hollywood, por supuesto que no; de alguna forma se tienen que ganar la vida los fabricantes de diademas con penes de plástico y los conductores de limousinas color rosa, pero veo un punto oscuro en toda esa bacanal de originalidad y “buen” gusto: ¿quién asume el coste de tanto dispendio? La respuesta es, una vez más, el invitado. El sufrido invitado que ahora, además del desembolso del regalo proporcional al cubierto, del vestuario, peluquería, desplazamiento y demás, se ve obligado a sufragar enteramente los gastos de otra celebración en la cual su papel es de mero figurante. Ahora ya no se puede ir a cenar sin más y pagar la cena de la novia; hay que llevar disfraz, antes de la cena es necesario ir a un spa o a un Escape Room o a una sesión de masaje con chocolate, después de la cena es imprescindible que haya boy y juerga hasta la mañana siguiente y, como una despedida que se precie ha de ser por decreto en una ciudad distinta, a todo esto se suma el alquiler de hotel, o airbnb, o casa rural, sin mencionar el transporte, que aunque no sea en limusina sigue teniendo un precio. Resumiendo, que a veces casi es preferible recibir una carta de Hacienda que una invitación de boda.

Despedidas de Soltera - Purita Laverdad hace una reflexión sobre ellas que te hará llorar de la risa

Más que por propia experiencia, ya que sólo he asistido a tres despedidas en mi vida, además de a la mía propia, las referencias me llegan por boca de conocidas y la historias son casi para rodar una película de terror. Desde novias aspirantes a princesa que se casan con cuarenta años y se ofenden porque sus amigas no aparcan a sus familias un fin de semana completo para montarles el fiestón del siglo, gente que alquila un minibús para no conducir y una vez colocados deciden que quieren llevarlo ellos mismos y dan una paliza al conductor para apropiarse del vehículo, novias en segundas nupcias que se casan tres años después de su primera boda y montan en cólera porque las amigas no orga­nizan una despedida tan “por todo lo alto” como la primera, experiencias con quads y caballos que terminan con la homenajeada en el hospital…Por no hablar de los preparativos: hacer camisetas, coronas, pancartas y manualidades de todo tipo… casi prefiero que me toque el turno del libro viajero de la clase de mi hija. Y lo más gracioso de todo, cuando me hablan de despedidas de soltera, a menos que la fiestera esté muy por debajo de los treinta, el tono es equivalente a cuando me cuentan que esa semana tienen revisión con el ginecólogo. Lo que más suena es, “no me apetece nada”, “estoy cansada después de toda la semana trabajando”, “tengo que dejar a los niños con alguien”, “al final me sale la broma por un pico” lo que me hace preguntarme: ¿a ver si va a resultar que la única que disfruta en estos saraos es la novia?

¿La más divertida de las que recuerdo? Una de una pariente política a la que no fui. Dos días antes del evento me llamó mi familiar y futuro marido suyo y, sin más preámbulos, me explicó que a las amigas se les había ido el festejo de las manos, entre el parador, la cena, el balneario y el conjunto de lencería fina habían gastado una barbaridad y la broma salía a casi 500€ por barba, así que se le había ocurrido que tal vez a mí me apeteciera asistir y conmigo dividían el gasto un poco más. ¿Tentador, verdad? Nada más emocionante que te inviten a una despedida de soltera de alguien con quien apenas tienes trato dos días antes de la fecha y te digan que el presupuesto se ha disparado y que tu único papel allí es el de sponsor de la juerga. Pues se sorprendió cuando dije que no.

Así que, novias del mundo, os lanzo un mensaje sin acritud. Haced vuestra despedida a todo plan, con viajes, cenas, masajes, strip-teases, camisones de encaje, helicópteros y vuelos en parapente: es vuestro día, nadie lo duda, disfrutad. Eso sí, por favor, por el bien de vuestras relaciones de amistad: pagadlo vosotras.

0 comentarios | Hacer comentario

Haz un comentario

El correo electrónico estará oculto

Código de control (para evitar comentarios automáticos). Si ya eres un usuario registrado en NoviasSelect.es, puedes iniciar sesión y tus datos se cargarán automáticamente. Si no, puedes registrarte para que recordemos tus datos. ¡Es gratis!

 
Normas para comentar en los blogs de NoviasSelect.es:
  • Ésta es la opinión de los internautas, no la de NoviasSelect.es.
  • Los comentarios vertidos sobre una entrada de un blog podrán ser moderados por el autor principal del blog, el autor de la entrada (si fuese distinto), o el equipo de redacción de NoviasSelect.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes, groseros o de mal gusto.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Publicar comentario
Purita Laverdad

Purita Laverdad

Perfil colaboradora

Purita Laverdad es una cronista de ésas que hacen que uno se cuestione si es cierto aquello de que la sinceridad es una virtud. Si has cometido la imprudencia de invitarla a tu boda, buena suerte.

Últimas entradas

Ver todas

Los blogs del Club NS

 

Contenidos que también te pueden interesar

 
© 2014 - NOVIASSelect - Los materiales de este sitio no pueden ser utilizados sin el consentimiento expreso de sus respectivos propietarios. Aviso legal. Página de Facebook de NoviasSelect Síguenos en Twitter NoviasSelect en Instagram Google+

Aviso sobre cookies

Cerrar esta ventana

Esta web utiliza cookies propias para poder prestar sus servicios, recopilar de forma anónima datos estadísticos y como herramienta de nave­gación, así como cookies de terceros a las que no suministramos información personal. Puede deshabilitar el uso de cookies a través de las opciones de su navegador. El bloqueo de cookies puede provocar el funcionamiento incorrecto del sitio web, así como la imposibilidad de utilizar determinados servicios. Puede consultar nuestra política de cookies y otros aspectos relacionados con la LOPD y LSSICE en el aviso legal.